martes, 16 de junio de 2015

Los Small-Sided Games

Una de las principales tareas que se proponen en los deportes de equipo, es la del juego reducido (small-sided games "SSG"). Habitualmente los entrenadores lo utilizan para disminuir la complejidad del juego real, focalizar el objetivo de entrenamiento, aumentar la participación del jugador, facilitar o incluso dificultar la consecución de los fines propuestos. No obstante, frecuentemente al proponer un tipo de juego reducido, con las modificaciones que conlleva (número de jugadores, espacio, normas de juego, ...), poco sabemos de que implicaciones va a tener en el entrenamiento más allà del aspecto principal del deporte sobre el que queremos intervenir.

En los últimos años ha proliferado la investigación en este tipo de actividades, y aunque sigue habiendo aspectos desconocidos, podemos ya, ofrecer diversas consideraciones para su uso de la forma más efectiva posible.

Aunque el tema es muy amplio, hemos intentado reducirlo a 4 aspectos: 1) carga interna de los SSG; 2) carga externa de los SSG; 3) comparación de los SSG con el entrenamiento interválico de alta intensidad ("HIT"); 4) aspectos técnico-tácticos de los SSG.

1) LA CARGA INTERNA
En la mayoría de estudios se hace referencia a 3 indicadores, lo que facilita mucho el trabajo y comprensión ulterior, eston son: frecuencia cardíaca ("HR"), màximo lactato en sangre ("[La]") y percepción subjetiva del esfuerzo (RPE). Como apunte, sólo remarcar la importancia que ha recobrado el valor RPE actualmente, ya que aún olvidado durante 20 años, se ha recuperado como uno de los principales indicadores y está muy presente en la literatura científica por su correlación con diversos indicadores de carga interna y externa.

Dellal et al. [Hum Mov Sci 31:957-69, 2012] constatan en jugadores de fútbol de élite que la carga interna en los tres valores comentados está aumentada en los SSG con respecto al juego real. Buchheit et al. [Int J Sports Med 30:251-8, 2009] en jugadores de balonmano adolescentes encuentran altos valores de HR y de VO2max en la dinámica de SSG. Parece pues que los SSG son suficientemente intensos para demandar valores de carga interna elevados, por encima de los del juego real.

Uno de los factores susceptible de provocar cambios es el número de jugadores involucrado en el SSG. Torres-Ronda et al. [J Strength Cond Res AoP, 2015 1 y 2] en sendos estudios en futbol y baloncesto, constatan la importancia del número de jugadores, destacando que el aumento del número de jugadores, disminuye la carga interna.  En el 1c1, Koklu et al. [J Strength Cond Res 25(6): 1522-8, 2011]  encuentran las màximas [La], mientras que la màxima HR se encuentra en el 3c3. Rampini et al. [J Strength Cond Res 25:659-66, 2007] encuentran los valores máximos de HR, [La] y RPE en el 3c3 comparado con 4c4, 5c5 y 6c6. Köklu et al. [J Strength Cond Res 27(2): 352-6, 2013] en jugadores de futbol jóvenes también destacan la formación 2c2 como la que solicita mayores [La] y la de 3c3 como la que solicita mayor HR, mientras que Dellal et al. [J Hum Kinetics 28: 107-14, 2011] encuentran mayores HR en 2c2 y 3c3 en comparación al 4c4. De la misma forma Aguiar et al. [J Strength Cond Res 27(5): 1287-94, 2013] también señalan el 3c3 como el SSG que solicita mayor %HRmax. Abrantes et al. [J Strength Cond Res 26(4): 976-81, 2012] analizan la HR por franjas en 3c3 y 4c4, estando el jugador el máximo tiempo en las franjas 2 (75-85% HRmax) y 4 (>90% HRmax). Como resúmen podemos decir que un menor número de jugadores implicado, aumenta la carga interna.

En cuanto al tiempo de la tarea, Franchini et al. [J Strength Cond Res 25(2): 453-8, 2011], sitúan los 4' como la duración donde se consigue el máximo efecto fisiológico con una mayor carga, comparado con 2' y 6'. La estructura contínua parece más exigente (HR, RPE, [La]) comparada con intervalos en los SSG, aumentando así su carga interna [Köklu et al. J Strength Cond Res 27(2): 352-6, 2013; HIll-Haas et al. J Strength Cond Res 27: 111-6, 2009].

Las dimensiones del terreno de juego también son susceptibles de modificación. Se constata que una mayor àrea de juego o mayor ratio àrea/jugador aumenta los valores de carga interna [Rampini et al. J Strength Cond Res 25:659-66, 2007; Atli et. al. J Strength Cond Res 27:352-6, 2013].

Jake et al. [J Sports Sci Med 11:109-14, 2012] estudian los efectos de dos tipos de defensa, individual y zonal en la HR, encontrando una diferencia del 4,5% a favor de la defensa individual.

2) LA CARGA EXTERNA
La carga externa ha sido también analizada desde diversos puntos de vista.  Torres-Ronda et al. [J Strength Cond Res AoP, 2015 1 y 2] constatan en fútbol y baloncesto un aumento de la carga externa también con la disminución de la cantidad de jugadores. Varios estudios constatan una mayor distancia recorrida con respecto a partidos de competición o amistosos [Dellal et al. Hum Mov Sci 31:957-69, 2012; Aguiar et al. J Strength Cond Res 27(5): 1287-94, 2013; Gabbett et al. J Strength Cond Res 26(2): 487-91, 2012; Casamichana et al. J Strength Cond Res 26: 837-43, 2012].

Gabbet y Mullvey [ J Strength Cond Res 22:543, 2008] encuentran en jugadoras de élite de futbol una densidad mayor (1:13) en los SSG con respecto a los partidos domésticos, nacionales y algo menor que en los internacionales.

Dellal et al. [Hum Mov Sci 31:957-69, 2012] observan mayor número de esprints y de esfuerzos de alta intensidad ("HIE") en SSG con respecto a partidos de futbolistas de élite. Aguiar et al. [J Strength Cond Res 27(5): 1287-94, 2013] señalan el 3c3 y 4c4 como situaciones donde los jugadores recorren la máxima distancia con la mayor velocidad. En este sentido es interesante el trabajo de Casamichana et al. [J Strength Cond Res 26: 837-43, 2012] que comparan el tiempo pasado en diversas franjas de velocidad entre los SSG y los partidos amistosos ("FM"). Los SSG están más tiempo entre 7-12,9 km·h-1, mientras que los FM están más tiempo entre 0-7 i >21 km·h-1, la franja 13-21 km·h-1 no presenta diferencias. Parece que en las franjas intermedias no hay diferencias o estan a favor de los SSG, pero para trabajar sobre la velocidad máxima en condiciones específicas los FM -juego en condiciones reales- parece más adecuado. 

En cuanto a las dimensiones del campo Gabbett et al. [J Strength Cond Res 26(2): 487-91, 2012] un campo mayor (o mayor ratio de espacio-jugador) implica más distancia recorrida, menor tiempo de recuperación, y sólo en jugadores experimentados, mayor actividad de media y alta intensidad. En el mismo estudio se realiza una comparación interesante entre jugadores júnior y sénior de rugby, señalando diferencias importantes. Los jugadores sénior recorren más distancia, tienen menos tiempo de recuperación, menor actividad de baja intensidad y mayor actividad de media y alta intensidad, a pesar que los valores del juego (pases, recepciones, ...) no se diferencian.

3) SSG vs. HIT
Los efectos del HIT han sido ampliamente descritos y estudiados, pero los SSG como caso particular de HIT, ¿qué efectos tienen? ¿cuál es su magnitud? ¿cuando escoger HIT y cuando SSG?
Parece probado que los SSG aumentan de forma importante valores aeróbicos como la VAM o el VO2max de forma similar al HIT [Dellal et al. J Strength Cond Res 26(10):2712-20, 2012; Chamari et al. Br J Sports Med 39: 24-8, 2005; Buchheit et al. Int J Sports Med 30:251-8, 2009; Dello Iacono et al. J Strength Cond Res 29(3): 835-43, 2015; Delextrat y Martinez [Int J Sports Med 35(5): 385-91, 2014], aunque estos estudios han sido realizados en jugadores aún en formación. Con jugadores de futbol profesionales Reilly y White [J Sports Sci 22:259, 2004] describen muy ligeras mejoras similares con los dos tipos de entrenamiento.

En cuanto a la HR, se ha encontrado un descenso del 9 bpm de la HR submáxima después de un entrenamiento combinado de HIT y SSG de 2 sesiones durante 8 semanas [Chamari et al. Br J Sports Med 39: 24-8, 2005]. En cuanto a las demandas de HR, ambos tipos de trabajo parecen solicitar altos %HRmax Buchheit et al. Int J Sports Med 30:251-8, 2009]

Los SSG parecen un medio adecuado para mejorar el repeated sprint ability ("RSA") tanto como el entrenamiento HIT en el caso del test 30-15 [Dellal et al. J Strength Cond Res 26(10):2712-20, 2012]. En el mismo test, Owen et al. [J Strength Cond Res 28(11): 3121-7, 2012] se mejora el tiempo total de test, el tiempo medio del parcial 0-10m y el % de decremento en jugadores de fútbol profesional con entrenamiento SSG.

Uno de los efectos principales del entrenamiento HIT y SSG respecto al rendimiento es el que apuntan Impellizzeri et al. [J Sports Sci 23:583-92, 2005] que describen aumentos del 25,5% (SSG) y del 22,8% (HIT) en el tiempo destinado a acciones de alta intensidad durante el juego.

Los entrenamientos SSG desarrollan las habilidades más específicas (despazamientos defensivos, habilidades con el balón), por encima de los entrenamientos HIT o COD (change of direction). Chaouachi et al. [J Strength Cond Res 28(11):3121-7, 2014] destacan el entrenamiento COD en agilidad sin balón, COD, salto mientras que recomiendan el SSG para todas las manifestaciones con balón.  Delextrat y Martinez [Int J Sports Med 35(5): 385-91, 2014] encuentran mejores resultados tras un entrenamiento SSG en agilidad defensiva, número de lanzamientos en partido y potencia del tren superior. Encuentran mejoras similares tras HIT o SSG en agilidad ofensiva y cantidad de pases. Dello Iacono et al. [J Strength Cond Res 29(3): 835-43, 2015] comparan también HIT y SSG, siendo mejor el entrenamiento SSG en sprint corto, agilidad, press banca y salto, mientras que son similares en un test RSA, aunque destacan importantes mejoras con el entrenamiento HIT. Johnston y Gabbett [J Strength Cond Res 25(10): 2789-95, 2011] en jugadores de rugby, encuentran diferencias en el decremento de rendimiento comparando un test RSA con el mismo test modificado en el que se añadían 2 placajes como elemento específico. El hecho de incorporar el elemento específico, diferencia, ya desde la 2a repetición los dos test, encontrando un decremento mayor en el test con placaje.

Sólo destacar un aspecto negativo que resaltan Halouani et al. [J strength Cond Res 28(12): 3594-618, 2014], que es el aumento del riesgo de lesión por contacto en los SSG con respecto a los HIT.

4) ASPECTOS TÉCNICO-TÁCTICOS
Este apartado, es seguramente, para los entrenadores, el más interesante. Aunque puede adivinarse muchas de sus conclusiones de manera empírica, es importante conocer los trabajos que han profundizado y contabilizado los sucesos que se producen en el SSG y en el juego.

Dellal et al. [Hum Mov Sci 31:957-69, 2012] en comparación con partidos en jugadores profesionales de futbol, encuentran en los SSG mayor número de luchas por el balón, mayor número de balones perdidos, menor número de pases exitosos y menor número de posesiones de balón. 

Atli et. al. [J Strength Cond Res 27:352-6, 2013] en jugadoras adolescentes de baloncesto comparando el juego en media pista con respecto al juego en toda la pista encuentran más asistencias, más robos y pérdidas, más pases y más lanzamientos, de lo cual se deduce que un juego a media pista aumenta el número de acciones específicas, aunque como hemos visto anteriormente, disminuya otras variables (carga externa en distancia, HR, sprints, ...). 

Finalmente Dellal et. al [J Strength Cond Res 25:2371-81, 2011; Int J Sports Perform 6:322-33, 2011] en dos estudios concluyen que los SSG en los que se incluyen las dos fases del juego (defensa y ataque) son más intensos, con más pases, conducciones, luchas por el balón y lanzamientos que cuando sólo se incluye una fase del juego, mientras que el juego libre comparado con 1 o 2 toques al balón, comporta más luchas, menor actividad intermitente de alta intensidad y una efectividad de pase y pérdida similar. 

Después de tanta información, bien vale un pequeño resúmen que permita que nos quedemos con algunas ideas a la hora de trabajar: 
- a nivel de carga interna, un número menor de jugadores és más exigente;
- a nivel de carga externa, un menor número de jugadores és más exigente;
- la dinámica de 3c3 parece la más equilibrada (mayores demandas en general);
- en 4' se mantiene la carga externa con una solicitación interna máxima;
- dinámicas contínuas són más exigentes a nivel de carga interna aunque no aportan mayor carga externa;
- la carga externa de los SSG es mayor que la de las competiciones oficiales o amistosas;
- el trabajo a toda pista aumenta la carga intena y externa, pero el trabajo a media pista aumenta los indicadores técnico-tácticos, ésta parece ser una de las modificaciones fundamentales;
- la defensa individual es más intensa que la zonal, no tenemos datos acerca de las defensas presionantes;
- limitar la posesión del balón aumenta las acciones de alta intensidad sin aumentar el error;
- el entrenamiento HIT y SSG producen adaptaciones similares, aunque parece que las más específicas se logran con los SSG mientras que las más genéricas (sprint, RSA, salto, ...) pueden lograrse de los dos modos;
- el efecto en jóvenes o amateurs es mayor a nivel fisiológico, que en jugadores experimentados.

En definitiva, tanto el HIT como los SSG constituyen métodos de trabajo complementarios que en una dinámica adecuada de entrenamiento pueden ayudar al entrenador y preparador físico al desarrollo de las capacidades del deportista para su mejor adaptación al juego.

Como siempre, muchas gracias por vuestra atención, y agradezco vuestros comentarios en el blog, mail o twitter. Saludos y hasta la próxima

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Páginas vistas en total